منار الإسلام
موقع تربوي تعليمي أكاديمي

-Conferencia: El diálogo en el pensamiento del Imam Abdessalam Yassine -AHMED EL FARRAK

Conferencia: El diálogo en el pensamiento del Imam Abdessalam Yassine/ Noussair Mougha

0

Conferencia: El diálogo en el pensamiento del Imam Abdessalam Yassine

AHMED EL FARRAK,MARRUECOS

Profesor de filosofía en la universidad de Tetuán

Traducción al español: Noussair Mougha

En el nombre de Dios Clemente el Misericordioso

La paz sea con todos los Mensajeros de Dios y sus seguidores hasta el último día

El tema de este informe es “El diálogo en el pensamiento del Imam Yassine

El diálogo es una llamada, es una invitación al otro, es un reconocimiento del otro que es parte del yo.

 El primer objetivo del diálogo es sobre todo conocer este otro y que ese otro me pueda llegar a conocer, por lo tanto, el diálogo se basa sobre todo en el conocimiento mutuo, para llegar después al acuerdo y finalmente al compromiso común.

 El profesor.  Abdessalam Yassine ha tratado el diálogo en todos sus libros y practicó el diálogo en su acción, en la aplicación de sus ideas. Habló del diálogo entre musulmanes

Hoy los musulmanes sufren la ausencia o la debilidad del diálogo entre ellos. Están unidos por una sola sabiduría, herencia espiritual, ética, cultural y política. Las cuales son  más o menos aceptadas o rechazadas según las escuelas. Hoy necesitan urgentemente del diálogo.

Imam Yassine estaba al tanto de esto, consideró que el diálogo es el medio más eficaz para gestionar este patrimonio común heredado y gestionar mejor el futuro común.

 Por lo tanto, los musulmanes no tienen más remedio que abrirse unos a otros, conocer su identidad, sus elementos constitutivos y colaborar en la construcción de un futuro agradable para todos.

Imam Yassine pensando en las preocupaciones de los musulmanes no dejó de reflexionar sobre las preocupaciones de la humanidad, el diálogo no es solo entre musulmanes, sino que el diálogo es entre todos los hombres, no está excluido para nadie, sea cual sea su cultura, fe o no fe, sea lo que sea este otro, tenemos que dialogar con él y convivir. Sin diálogo no hay más que rechazo y destrucción, o construimos una cultura de diálogo o cada uno de nosotros rechaza al otro construyendo la “civilización” de la destrucción, no tenemos otra opción si queremos el bien para la humanidad que no sea mas que el dialogo.

Imam Yassine por su formación sapiencial, espiritual y ética compleja no es un sabio tradicional, es más bien un sabio global, ciertamente un erudito islámico, un filósofo que estudió la filosofía islámica y occidental.

Ha leído extensamente a los filósofos de Occidente y Oriente.

Leyó las diversas teorías sociológicas y discutió con sus autores.

Pasó mucho tiempo leyendo y revisando varias teorías sobre la psique humana, como él mismo escribió

 Encontramos rastros de esta filosofía en sus libros, en los que se citan autores desde Sócrates hasta Michel Foucault, Gramsci, Marx, Nietzsche, Heidegger, Auguste Comte, Spencer, Durkheim, John Dewey

Sea lo que sea este otro, tenemos que dialogar  y vivir con él.

 Por cierto, este año un texto titulado “Abdessalam Yassine y sus esfuerzos en la construcción del sistema educativo en Marruecos”.

 De hecho, jugó un papel crucial en la construcción de la ciencia pedagógica en Marruecos,despuésés de que Francia abandonara Marruecos, en los años comprendidos entre 1962 y aproximadamente 1966, escribió textos pedagógicos escolares y  tradujo varios textos al árabe.

 Este hombre que como dije era complejo, un “intelectual orgánico” según la terminología de Gramscian, también fue politólogo, escribió y se interesó por temas políticos.

Era un politólogo y no siempre militante en la política de gestión diaria, fue más bien un teórico político. Era un intelectual que conocía su tiempo, y por eso hablaba con todos.

Habló con movimientos islámicos, leyó su literatura, se acercó a ellos y su fragmentación lo entristeció.

Le entristeció la division experimentada por la comunidad islámica. Escribió sobre la unidad y las condiciones para lograrla, llegando a considerar que la reunificación de la Comunidad Islámica es la madre de los fines del Camino Islámico.

En su libro “Observaciones sobre derecho e historia”, considera esto decisivo para el futuro de la comunidad islámica y la humanidad. También habló con eruditos musulmanes, se acercó a ellos y les dedicó su obra “El Mensaje de Sabiduría”, proponer los temas y prioridades a los que los sabios deben dedicarse y los eruditos de esta generación y la siguiente.

 Diálogo del Imam Yassine con Occidente y sus autores, como ya he dicho, dialogó con cristianos y escribió sobre ellos, igualmente dialogó con los judíos en su libro “Sunnat – Allah and Islam and modernity”

 Diálogo con los modernistas en el libro “Islam y modernidad”,

 un libro escrito en francés y traducido a varios idiomas.

 El profesor Yassine era, por tanto, un sabio universal que conocía perfectamente su cultura islámica de origen y estaba completamente actualizado sobre la cultura de su tiempo.

  Visitó Occidente, muchos países, no tuvo ningún problema en elogiar parcialmente la experiencia de Mao Dzedong en China

 O alabar a Marx por su deseo de justicia social para sus hombres. O Gramsci, se refiere a su teoría sobre el intelectual orgánico

 Yassine era un buscador de la verdad, dondequiera que se encontrara la reconocía y mostraba gratitud por ella.

 Ya sea que la hayara en un musulmán o  un no musulmán, eso no cambiaba nada.

 El imán, en  el diálogo con el otro, estaba convencido de que no se puede construir lo común sin atesorar lo que el otro tiene.

Consideró el proyecto islámico como un ladrillo que se agrega al edificio de la humanidad, nunca reduce ni excluye a otros.

 Por tanto, nunca consideró en su teorización del Estado o de la predicación la idea de la exclusión del otro.

 En cambio, se trataba de sacar provecho de los logros de la humanidad, ofreciendo un valor agregado que sigue siendo una propuesta para el otro.

 El profesor.  Yassine habló con todos de manera específica.

 Su diálogo que se centra en las prioridades, en los fundamentos y no  dialoga sobre cuestiones derivadas parciales

 El diálogo se desarrolla en torno a los grandes temas que nos unen con el interlocutor.

Por ejemplo con respecto al Estado, algunos apelan a un estado para el individuo, la familia, la ideología o el partido.

 Imam Yassine, por otro lado, apeló a un estado contemporáneo, dijo “Un estado contemporáneo significa un estado en el que el hombre es honrado, en el que puede vivir una vida digna”.No quería un Estado teocrático o cerrado.

No se enfoca solo en el estado, no fue solo un político,

 era un hombre de sociedad, por lo que se centró en el cambio social dialogando con todos los socios potenciales en la construcción del cambio social,eruditos religiosos, políticos, economistas, juristas, filósofos, psicólogos, sociólogos

Tenía una visión global, tenía una teoría del cambio y una teoría del cambio global y progresista.

Cuando hojeamos los escritos del imán, y lo he estado leyendo desde 1990, se encuentra que los diversos dominios del conocimiento que se comunican, dialogan en su mente son que su escritura siempre es compleja; en el que co-presente lo intelectual, lo religioso, lo filosófico, lo artístico, lo lingüístico, lo retórico

Tiene una escritura muy especial, hasta la fecha, todavía no se ha encontrado a nadie con estas especificidades. Escribe a medida que adquiere conocimientos de varios dominios

 Por lo tanto, el fruto es multifacético y multicolor. Los colores que se encuentran en sus escritos son diferentes.

 El lingüista encuentra en su lengua un gran refresco

 El filósofo encuentra allí profundas cuestiones y conceptos filosóficos.

 Por ejemplo, en el libro “Islam y modernidad” la pregunta “¿por qué la vida?”

 Una pregunta filosófica profunda.

 Por otro lado, critica la filosofía diciendo que está muerta, como decía Nietzsche. Es, por tanto, un filósofo que dialoga con su época.

Leyó acerca de cómo Marx se encontraba de acuerdo en algunos aspectos o discordante en otros. Por eso dije que los campos del conocimiento se comunican en su mente.

Las palabras de un sabio con estas especificidades tienen otro significado porque tiene todo presente,no es solo un hombre de diálogo sino una escuela de diálogo

 Hay individuos, personas e investigadores que entran en contacto con su pensamiento, y están influenciados por su ingenio, por su conocimiento enciclopédico, por la profundidad de sus intuiciones de la nobleza de la causa que defiende, de su audacia en la discusión de muchos temas, por todo esto merece ser visto como un ejemplo en que somos el diálogo

 No solo hablaba de diálogo sino que lo habitaba el diálogo, porque tenía un plan para el futuro del hombre.

 Imam Abdessalam Yassine además de escuela de diálogo es el hecho de que recurre constantemente al principio de no violencia

Cuando algunos tienden a la violencia, ya sea físico o simbólico, rechaza absolutamente todo esto consideraba la violencia un vicio.

Esto nos recuerda a los grandes reformadores del mundo que han abrazado la opción pacífica, como Ghandi, por ejemplo.

 Con su insistencia en la no violencia, constituyó una nueva cultura, una nueva educación en la comunidad musulmana y en el mundo.

 Aquellos que eligen a este sabio, a este pensador, a este teórico, como maestro sin duda, tendrán un valor añadido en los campos en los que se dedican ,en los espacios geográficos y temporales en los que trabajan.

Porque sabemos el efecto que tienen los fundadores en quienes los siguen, solo podemos estar felices de que haya discípulos de estos maestros que se refieren al mismo pensamiento y al mismo compromiso, en el sentido de que traducen el pensamiento en su comportamiento. Su compartiendo una misericordia en la creación

Se alegran por el otro y alegran al otro que se ponen al servicio de la humanidad que aman a todos los hombres y les extienden la mano, lo que llevan en sus corazones, mentes y acciones es para beneficio de la humanidad.

Todo esto requiere una educación que atraviese todas las formas de violencia, odio, exclusión, odio, rudeza que se transmite de la historia y lamentablemente está presente en la realidad.

 Imam Yassine ha apostado por la buena voluntad para construir una civilización común que brinde alegría a toda la humanidad.

 Lo que confirma que Imam Yassine fue una escuela de diálogo, es el hecho de que sus libros están llenos de preguntas

Él “fabricó” preguntas para estimular al otro a pensar con él.

 No pensaba solo, sino a través y el uno con el otro.

 Señalando las otras identidades culturales, religiosas, políticas, espirituales, científicas, tratando de recopilar otras preguntas que vio más convincentes; sin embargo, dejó la pregunta planteada.

 A menudo se preguntaba “¿cómo hacerlo?,¿Como superar este problema?,¿Cómo resolvemos el problema del crecimiento de la población?,¿Cómo afrontamos el problema del pluralismo cultural?

¿Cómo superar el despotismo?,¿Cómo superar el pesado patrimonio cultural?,¿Cómo hacer que el hombre conozca a su Creador?,¿Cómo informar al hombre de la UB de una criatura?”  ser – este ¿Cómo convencer hoy a la humanidad del valor de la hermandad?,

¿Cómo podemos trabajar juntos por un proyecto rentable para todos?”

 Tantas preguntas que hizo y a las que propuso respuestas

 En otras ocasiones dejó las preguntas abiertas para que las generaciones futuras las respondieran.

Otro elemento que da fe de que Imam Yassine es una escuela de diálogo

 Es el hecho de que en los albores de su proyecto,  en los años setenta fundó un boletín llamado “La comunidad” porque creía en el trabajo colectivo.

 En esta revista  preparó una columna permanente titulada “El diálogo”

 Te leo una línea de presentación de esta columna

en ella que dice: “Esta es una columna  permanente en nuestra revista cuyo objetivo es el encuentro para el intercambio intelectual, sabemos por experiencia que cerrar puertas, el fanatismo, es un estilo no islámico “.

 Por tanto, coloca a quien no abre su puerta al diálogo con el otro fuera de la religión. Ya hemos tenido suficiente de cierres, rigidez, fanatismo, debemos dialogar, porque a través del diálogo y la buena vecindad podemos construir una alternativa, construida por todos, a pesar de los errores que puedan existir sin que nadie excluya al otro,

Cuando examinamos la obra del Imam Yassine, es como si mirara el mundo desde arriba; siente pena por las guerras que destruyen el mundo, como hemos dicho, dialoga con las buenas voluntades que se encuentran en cada comunidad, los que aman el bien y rechazan el mal.

 ¿No pueden reunirse estas voluntades en la construcción de una civilización común en la que todos puedan encontrar la felicidad?

 Respuesta del Imam Yassine: esto es posible, Dios lo quiere, colaboramos y dialogamos.

اترك رد

لن يتم نشر عنوان بريدك الإلكتروني.